Cómo, cuándo y dónde vender tu coche

Cuándo vender tu coche

Cómo, cuándo y dónde vender tu coche

Comprar  y vender un coche no son decisiones fáciles porque requiere un esfuerzo económico considerable. La compra de un coche suele llevar aparejada la venta del anterior y ese es también un momento delicado porque queremos, como es normal, sacar el mayor provecho de ella. ¿Cómo hacerlo? Hay una serie de factores que influyen en la posibilidad de maximizar el beneficio sobre la venta de nuestro coche:

  1. La estacionalidad:

Ha sido siempre uno de los clásicos del mercado a la hora de elegir el momento de vender el coche. Buscamos aquél en el que más demanda pueda tener el tipo de vehículos que queremos vender. Por ejempoo, la venta de 4×4 crece en invierno, igual que la de los descapotables en verano o la de compactos para jóvenes a final de curso. En cualquier caso se trata de un elemento cada vez menos condicionante porque ahora la red permite seguir ofertas y alertas a diario sin salir de casa.

  1. La depreciación:

O lo que es lo mismo, los años que tiene el coche. Un coche nuevo pierde mucho valor nada más salir del concesionario. Los dos primeros años son los que más deprecia aunque su valor desciende, considerablemente, hasta los cinco años. A partir de aquí la depreciación es menor y podemos esperar más aunque entonces lo que cuenta en contra es el tiempo de uso. Psicológicamente el mejor momento para vender o comprar un coche usado es cuando la edad de éste se encuentra entre los 5 y lo 6 años.

  1. Los kilómetros

Otra frontera psicológica: los 100.000 km. ¿A qué no es lo mismo comprar un coche de 98.000 km que uno de 101.000 km? Pues lo mismo ocurre a la hora de comprar. Una cifra óptima de venta si contamos que un conductor medio puede circular una media de 15.000 km al año sería entre 75.000 y 90.000 km.

  1. Venta entre particulares

Hay que valorar qué es mejor, si la venta entre particulares o acudir directamente a un concesionario. Hay que tener en cuenta que, entre particulares, el vendedor tiene que ofrecer una garantía de 6 meses sobre el vehículo. Puede que en el momento de la venta pueda obtener algo más de beneficio pero… ¿Qué ocurre si en esos primeros meses el coche que hemos vendido tiene una vaería? Cuando vendemos el coche al concesionario es éste quien asume los riesgos.

  1. Los impuestos

La venta de un coche entre particulares genera impuestos que hay que pagar y que es mayor cuanto más caro es el coche. En muchos casos se hace interesante acudir al concesionario porque el porcentaje de beneficio que gana el concesionario entre el precio de compra de tu coche y el de venta posterior, puede ser menor que el propio impuesto.

  1. El concesionario

Más allá de asumir garantías, el concesionario te ahorra tiempo. Tiempo que no tienes que perder enseñando tu coche a todos aquéllos que están interesados en comprarlo. Tiempo, también en el papeleo: el concesionario, como en el caso de VendeTuCocheYa asume todo el que conlleva la compraventa del vehículo.

Además, el concesionario, te ahorra disgustos. El pago es inmediato una vez cerrado el acuerdo. El concesionario vive del trabajo bien hecho, de la transparencia en las operaciones y de la agilidad porque una mala crítica puede suponerle pérdidas. La fiabilidad es, por tanto, mucho mayor que la venta entre particulares.

En cualquier caso, conviene cerciorarse de que los servicios que ofrece el concesionario no tienen coste y que no incluyen ningún compromiso tras la tasación, como en VendeTuCocheYa

Los coches de segunda mano cada vez tienen mejor venta. A lo largo de 2017 se vendieron, prácticamente, dos coches usados por cada uno nuevo. Y es que, a diferencia de la percepción que se tenía años atrás, el coche de segunda es, hoy, un coche con con buenas prestaciones, fiable y con años de recorrido por delante de tal modo que su compra resulta rentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *